Abadía de Montserrat – Horarios, Misa, como ir a Montserrat

Santuario de Montserrate, Fórnoles, Španija

Pagina de santuario

+34 93 877 77 01

Cada dia: 7.30 h to 20.00 h

Horarios de Abadía de Montserrat

Basílica: De 7.30 a 20 h
Camarín de la Virgen

  • De 8.00 a 10.30 h y de 12.00 a 18.15h
  • Del 15/07 al 30/09:
  • también de 19.30 a 20.00 h

Horarios de misas, confesiones y Escolanía: Enlace a Pastoral
Centro de Coordinación Pastoral: De 9.30 a 13.00 h y de 16.00 a 18.00 h
Oficina de Información:

  • De lunes a viernes: de 9.00 a 17.45 h
  • Fines de semana y festivos: de 9 a 18.45 h

Museo de Montserrat:

  • De lunes a viernes: de 10.00 a 17.45 h
  • Fines de semana y festivos: de 10.00 a 17.45 h

Espacio Audiovisual:

  • De lunes a viernes: de 9.00 a 17.45 h
  • Fines de semana y festivos: de 9 a 18.45 h

La Cafeteria:

  • De lunes a viernes: de 9.00 a 17.45 h
  • Fines de semana y festivos: de 9 a 18.45 h

La Botiga (La Tienda):

  • De lunes a viernes: de 9.00 a 18.45 h
  • Fines de semana y festivos: de 9 a 19.45 h

Bufet: De 12.15 a 16 h
Restaurante Montserrat: De 12.15 a 16 h
Bar de la Plaça (Bar de la Plaza):

  • De lunes a viernes: 9.30 a 17.40h
  • Fines de semana y festivos: 9:30 a las 18:40 h.

Queviures (Supermercado):

  • De lunes a viernes: 9.00 a 17.30h
  • Fines de semana y festivos: 9:00 a las 18:30 h.

Abadía de Montserrat - Horarios, Misa, como ir a Montserrat

Horarios Laborables de lunes a sábado

  • 7.30 h Laudes
  • 11.00 h Misa conventual
  • 12.00 h Misa en la capilla del Santísimo
  • 13.00 h De lunes a viernes: salve y Virolai cantados por la Escolanía
  • Sábados: salve y Virolai cantados per fieles y peregrinos
  • 18.15 h Rosario
  • 18.45 h Vísperas
  • 19.30 h Misa anticipada (sólo los sábados)

Domingos y festivos

  • 7.30 h Laudes
  • 9.30 h Misa
  • 11.00 h Misa conventual
  • 12.00 h Salve y Virolai cantados por la Escolanía
  • 13.00 h Misa
  • 18.15 h Rosario
  • 18.45 h Vísperas. Salve y motete cantados por la Escolaníia
  • 19.30 h Misa vespertina

Santuario

La immensidad del Santuario no reside tanto en su conjunto arquitectónico como en el saber descubrir los valores religiosos, culturales, sociales, históricos y ecológicos que simbolizan la vivencia de un pueblo.

La Moreneta

La «Moreneta», llamada familiarmente así por el color oscuro de su cara, es una talla románica en madera que data de finales del siglo XII. Su color es el resultado de la transformación del barniz de su cara y de sus manos a causa del paso del tiempo.

La Santa Imagen es una talla de la Virgen de Montserrat en majestad y del Niño Jesús sentado en su regazo.

La Virgen sostiene con la mano derecha el orbe esférico, símbolo del cosmos, la creación, el volumen perfecto.

Con la mano izquierda, María hace el gesto de ponerla sobre el hombro del Niño, indicando así que aquel rey omnipotente es hijo suyo.

El Niño Jesús bendice con la mano derecha y en la izquierda sostiene una piña, símbolo de fecundidad y vida perenne. Todo ello provoca una impresión majestuosa y afable a la vez.

Abadía de Montserrat - Horarios, Misa, como ir a Montserrat

La Leyenda

El primer texto que hace referencia a la leyenda data del 1239, cosa que evidencia que Montserrat es un lugar santo desde mucho tiempo atrás, tanto por la presencia de la imagen de Santa María, como por la de miles de peregrinos.

Cuenta la leyenda que en el año 880, un sábado al anochecer en la montaña de Montserrat, unos pastorcitos vieron bajar una gran luz del cielo, acompañada de una bella melodía.

El sábado siguiente los niños volvieron con sus padres. Y la visión se repitió. Los cuatro sábados siguientes les acompañó el Rector de Olesa. Y todos constataron dicha visión.

Una vez enterado de lo ocurrido, el Obispo que se encontraba en Manresa, organizó una visita.

Y vieron una cueva, donde encontraron la imagen de Santa María. El Obispo les propuso trasladarla procesionalmente a Manresa, pero apenas sacarla, la imagen se hizo tan pesada que no pudieron mover.

El Obispo interpretó este hecho como la voluntad de la Virgen de quedarse en aquel lugar y mandó construir una capilla para María, que tenía que ser venerada en la montaña de Montserrat.

La Festividad

El dia 27 de abril se celebra la Fiesta de la Virgen de Montserrat, Patrona de Cataluña, precedida por la celebración de la Víspera el día anterior.

Desde las Fiestas de la entronización (1947), la Víspera se ha vuelto tan solemne y concurrida como la misma Festividad, sobretodo para la juventud.

La tarde del 26 de abril, año tras año, el Santuario se llena de jóvenes que llegan para compartir un ambiente fraternal y de amistad. Actuaciones musicales, lecturas especiales y cánticos de salmos animan la jornada, que culminan con la celebración de la Ecuaristía de la Víspera.

La Festividad de la Virgen de Montserrat se celebra con numerosos actos folclóricos y festivos, tales como «castellers», orquestas, sardanas… Adquieren especial interés las celebraciones litúrgicas.

La Basílica

La basílica se inscribe, arquitectónicamente, entre la tradición gótica y la renacentista, que se empezaba a aplicar en Cataluña en el s.XVI.

A causa de la Guerra del Francés (1808-1814), la basílica resultó muy afectada, y hasta finales del s. XIX no pudo ser reconstruida.

El Atrio

El atrio que da acceso a la iglesia es del siglo XVIII si bien fue reformado hacia mediados del siglo XX; en él destacan una serie de esgrafíados y de esculturas de santos o de reyes relacionados con Montserrat en su doble faceta de monasterio benedictino y santuario mariano.

Cabe destacar las imágenes de san Juan Bautista y de san José, del escultor Josep Clarà.

En este atrio está el baptisterio, con una portada que representa catequísticamente la vida sacramental de la Iglesia iniciada con el bautismo..

La nave basilical

La nave central -de 68’32 m de largo, 21’50 de ancho y 33,33 de alto-, a pesar de la época en que fue contruida, está cubierta con arcos góticos muy redondeados y bien apoyados sobre las paredes que separan las seis capillas laterales.

El conjunto constituye un edificiomuy singular entre lso monumentos de Cataluña, de transición del gótico al renacimiento. El interior de la iglesia fue restaurado después de la destrucción napoleónica con una decoración bastante ecléctica.

Entre 1992 y 1996 se han llevado a cabo una serie de obras en el exterior para devolverle el arire renacentista original que había perdido a causa de diversos añadidos y se ha realizado un trabajo de restauración en el interior para que abandonara el tono sombrío que había adquirido con el paso de los años y recuperara la entrada de luz mediante la reapertura de los ojos de buey laterales y del cimborrio original.

Todos estos trabajos han sido dirigidos por el arquitecto Arcadi Pla.

El Camarín

La espaciosa escalera de mármol que lleva al camarín -situado en el fondo de la iglesia- se abre con una portada, esculpida en alabastro por Enric Monjo, con alegorías marianas y flanqueada por dos candelabros, también de alabastro, esculpidos por Rafael Solanic.

El interior de la escalera está decorado con mosaicos de la bella ejecución, según diseño del P.Benet Martínez, monje de Montserrat. Las dos antesalas del trono de la Santa Imagen tienen pinturas de Josep Obiols.

Dos pares de puertas de plata repujada dan paso a la pequeña salita del trono -visible desde la nave central-, cuya cúpula y paredes éstas decoradas con mosaicos dorados, según dibujo de Obiols, que representan la proclamación de Nuestra Señora de Montserrat como patrona de Cataluña y otras escenas marianas. Nueve lámparas trabajadas en plata, que representan las ocho diócesis catalanas y la Comunidad de Montserrat rodean el camarín.

Y unos relieves de Joaquim Ros, que representan la Natividad y la Visitación de María, se sitúan al lado del trono. Encima de la Imagen, hay una reproducción de la corona, el cetro y el lirio que el pueblo catalán ofreció a la Virgen en 1881 (las piezas auténticas están en el Museo).

La parte posterior de esta sala da al Camarín circular, edificado entre 1876 y 1884 por Villar i Carmona, en un estilo premodernista que utiliza elementos góticos y románicos; en la dirección de las obras intervino en buena parte el famoso arquitecto Gaudí.

La bóveda está decorada con unos frescos de Joan Llimona, que representan a los peregrinos de Montserrat acogidos por Santa María.

La salida del Camarín se hace por el Camino del Ave María, donde los peregrinos depositan las lamparillas que ofrecen a la Virgen en acción de gracias o como prolongación de la plegaria que han hecho en el Santuario.

La Sacristía Nueva

La Sacristia Nueva fue construida por el arquitecto Francesc Folguera y consta de un vestíbulo, una sala espaciosa con armarios y un pequeño ábside.

En el vestíbulo, se hallan un sarcófago y la estatua, un bronce de Joaquim Ros, del Venerable Fra Josep de san Benet, un monje fallecido en 1723 con fama de santo.

Toda la bóveda está decorada, en un idealismo concreto, por Josep Obiols con alegorías bíblicas de la Eucaristía y representaciones de Navidad, Pascua y Pentecostés. Los armarios de caoba de los muros laterales tienen unos plafones de marquetería -diseñados también por Josep Obiols- que representan santos y personajes vinculados a Montserrat.

Todo el conjunto es de una gran belleza y de formas muy equilibradas.

La Cripta

Una pequeña escalera descendente, situada en la parte derecha del Prebisterio, al lado de la del Camarín, lleva a la Cripta, sobria y armoniosa, inagurada en 1951. El espacio arquitectónico, en bóveda de cañón, fue construido como lugar de sepultura del abad Antoni M. Marcet y de los monjes que dieron la vida por Cristo en la guerra civil 1936-1939.

Los sepulcros están colocados en dos arcosolios abiertos en el muro; cada uno tiene grabados en una lápida de mármol de Carrara, los datos de los restos que contiene.

Hay una lápida en la parte del fondo en conmemoración de los monjes cuyos restos no pudieron ser recuperados. El cuerpo del Abad Marcet reposa en un sarcófago, en el centro de la cámara, detrás del altar, esculpido por Joan Rebull.

En las paredes laterales están también, con sus lápidas, los sepulcros del cardenal Anselm M. Albareda, de los abades Gregori Sunyol, Aureli M.

Escarrñe, Gabriel M. Brasó y Pere Celestí Gusi todos ellos monjes de Montserrat, del P. Bernanrdo López, que fue abad del Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat de Manila y del obispo Antoni Urbss, de Letonia, junto con su secretario, que murieron exiliados en el Monasterio.

Santa Cecília y las Ermitas

En la montaña de Montserrat hay repartidas unas quince ermitas, entre las que se incluye la Santa Cueva.

Antiguamente sujetas a las diócesis de Barcelona o Vic, todas ellas fueron abandonadas por los ermitaños en 1811 huyendo de la invasión francesa, y de nuevo reedificadas tras la contienda.

Sin embargo, sólo unas pocas volvieron a ser habitadas, siendo la mayoría definitivamente abandonadas hacia el 1822, lo que supuso, con el tiempo, que los edificios se deteriorasen Hoy varias de ellas únicamente conservan parte de sus muros.

El Vía Crucis

El camino del Vía Crucis se inicia un poco más allá de la plaza del Abad Oliba, detrás de la Fuente del Portal (donde está la escultura de este abad hecha por M. Cusachs), y llega hasta la capilla de la Dolorosa, cerca del camino de Sant Miquel. El trayecto, tranquilo y con una bella sombra, constituye uno de los lugares más bonitos del recinto y ofrece una agradable panorámica del Santuario.

Entre 1904 y 1919, se erigieron las catorce estaciones monumentales correspondientes que fueron destruidas en su totalidad en la guerra de 1936.

Posteriormente, se han construido algunas nuevas con esculturas de Margarida Sans Jordi y Francesc Juventeny; las restantes han sido proyectadas por Domènec Fita según un modelo muy estilizado.

La Santa Cueva

El camino que lleva a la Cueva se toma cerca de la estación del funicular y sigue un itinerario de un kilómetro y medio habilitado en el siglo XVII.

La devoción popular ayudó económicamente a la construcción de los quince grupos escultóricos a lo largo del recorrido correspondientes a los misterios del rosario, en cuya realización trabajaron, entre otros, Gaudí, Puig i Cadafalch, Josep Llimona y los hermanos Vallmitjana.

Al final del recorrido, semicolgada en la roca, está la Capilla donde según la leyenda se encontró la Imagen de Nuestra Señora de Montserrat.

El edificio actual es fundamentalmente el mismo del siglo XVII, reconstruido, primero, de los destrozos que sufrió en 1811 a causa de la Guerra del Francés y, después, de los daños que ocasionó el incendio de 1994 y el derrumbamiento de la cúpula en septiembre de 1995.

Tiene unas dependencias destinadas a la vivienda para el monje que acoge a los peregrinos, con un pequeño claustro muy acogedor. La pequeña capilla, con planta de cruz griega y cimborrio, es sencilla y está adosada a una gruta de la montaña, donde hay una reproducción estilizada de la Imagen auténtica de la basílica. Todo el lugar es plácido y solitario.

Como Ir a Montserrat

El tren cremallera de Montserrat es un medio de transporte público que permite disfrutar plenamente del entorno de la montaña y supera un desnivel de más de 600 metros. Recorre más de cinco kilómetros y une la estación de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya en Monistrol de Montserrat con el monasterio.El tren cremallera

El trayecto dura 15 minutos y la frecuencia habitual desde Monistrol Vila es de 20 minutos.

Dispone de un aparcamiento gratuito de 900 plazas para coches y autocares.
Enlaces con los trenes de FGC
Enlaces con los trenes de FGC

En la estación de Barcelona-Plaça Espanya hay trenes de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya que salen hacia Montserrat cada hora desde las 8.36 h.

La línea R5 (Barcelona-Manresa) tiene enlace con las estaciones del teleférico de Montserrat y el cremallera de Montserrat.

Situado en el corazón de Cataluña, Montserrat es accesible desde cualquier punto del país en poco tiempo, ya que se halla bien comunicado por las principales carreteras. También se puede llegar hasta Monistrol de Montserrat y tomar alguno de los transportes alternativos hasta el santuario: el cremallera o el teleférico.

A pie desde Monistrol

Camino de Les Canales i L’Aigua – GR-5/96: conocido como el camino Romeo a Montserrat. Antes era el PR-32. Sendero de gran tradición histórica que acompaña al caminante desde Barcelona hasta Montserrat, como lo hace el GR-6. Esta ruta era la que seguían los peregrinos del camino de Santiago, que hacían una parada en Montserrat.

Más información
Atajo de Els Tres Quarts: camino tradicional de acceso desde Monistrol de Montserrat. Forma parte de un tramo del GR-96 y, por tanto, aparece señalizado con marcas blancas y rojas. También coincide, parcialmente, con un tramo del GR-5. Supera un desnivel de más de 525 metros.

El origen:

 

Como llegar

El tren cremallera

El tren cremallera de Montserrat es un medio de transporte público que permite disfrutar plenamente del entorno de la montaña y supera un desnivel de más de 600 metros. Recorre más de cinco kilómetros y une la estación de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya en Monistrol de Montserrat con el monasterio.

El trayecto dura 15 minutos y la frecuencia habitual desde Monistrol Vila es de 20 minutos.

Dispone de un aparcamiento gratuito de 900 plazas para coches y autocares.
Enlaces con los trenes de FGC
Enlaces con los trenes de FGC

En la estación de Barcelona-Plaça Espanya hay trenes de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya que salen hacia Montserrat cada hora desde las 8.36 h.

La línea R5 (Barcelona-Manresa) tiene enlace con las estaciones del teleférico de Montserrat y el cremallera de Montserrat.
Situado en el corazón de Cataluña, Montserrat es accesible desde cualquier punto del país en poco tiempo, ya que se halla bien comunicado por las principales carreteras. También se puede llegar hasta Monistrol de Montserrat y tomar alguno de los transportes alternativos hasta el santuario: el cremallera o el teleférico.

A pie desde Monistrol

Camino de Les Canales i L’Aigua – GR-5/96: conocido como el camino Romeo a Montserrat. Antes era el PR-32. Sendero de gran tradición histórica que acompaña al caminante desde Barcelona hasta Montserrat, como lo hace el GR-6. Esta ruta era la que seguían los peregrinos del camino de Santiago, que hacían una parada en Montserrat.

Más información
Atajo de Els Tres Quarts: camino tradicional de acceso desde Monistrol de Montserrat. Forma parte de un tramo del GR-96 y, por tanto, aparece señalizado con marcas blancas y rojas. También coincide, parcialmente, con un tramo del GR-5. Supera un desnivel de más de 525 metros.

Horarios Laborables de lunes a sábado

  • 7.30 h Laudes
  • 11.00 h Misa conventual
  • 12.00 h Misa en la capilla del Santísimo
  • 13.00 h De lunes a viernes: salve y Virolai cantados por la Escolanía
  • Sábados: salve y Virolai cantados per fieles y peregrinos
  • 18.15 h Rosario
  • 18.45 h Vísperas
  • 19.30 h Misa anticipada (sólo los sábados)

Domingos y festivos

  • 7.30 h Laudes
  • 9.30 h Misa
  • 11.00 h Misa conventual
  • 12.00 h Salve y Virolai cantados por la Escolanía
  • 13.00 h Misa
  • 18.15 h Rosario
  • 18.45 h Vísperas. Salve y motete cantados por la Escolaníia
  • 19.30 h Misa vespertina

La Basílica

La basílica se inscribe, arquitectónicamente, entre la tradición gótica y la renacentista, que se empezaba a aplicar en Cataluña en el s.XVI.

A causa de la Guerra del Francés (1808-1814), la basílica resultó muy afectada, y hasta finales del s. XIX no pudo ser reconstruida.

El Atrio

El atrio que da acceso a la iglesia es del siglo XVIII si bien fue reformado hacia mediados del siglo XX; en él destacan una serie de esgrafíados y de esculturas de santos o de reyes relacionados con Montserrat en su doble faceta de monasterio benedictino y santuario mariano.

Cabe destacar las imágenes de san Juan Bautista y de san José, del escultor Josep Clarà.

En este atrio está el baptisterio, con una portada que representa catequísticamente la vida sacramental de la Iglesia iniciada con el bautismo..

La nave basilical

La nave central -de 68’32 m de largo, 21’50 de ancho y 33,33 de alto-, a pesar de la época en que fue contruida, está cubierta con arcos góticos muy redondeados y bien apoyados sobre las paredes que separan las seis capillas laterales.

El conjunto constituye un edificiomuy singular entre lso monumentos de Cataluña, de transición del gótico al renacimiento. El interior de la iglesia fue restaurado después de la destrucción napoleónica con una decoración bastante ecléctica.

Entre 1992 y 1996 se han llevado a cabo una serie de obras en el exterior para devolverle el arire renacentista original que había perdido a causa de diversos añadidos y se ha realizado un trabajo de restauración en el interior para que abandonara el tono sombrío que había adquirido con el paso de los años y recuperara la entrada de luz mediante la reapertura de los ojos de buey laterales y del cimborrio original.

Todos estos trabajos han sido dirigidos por el arquitecto Arcadi Pla.

El Camarín

La espaciosa escalera de mármol que lleva al camarín -situado en el fondo de la iglesia- se abre con una portada, esculpida en alabastro por Enric Monjo, con alegorías marianas y flanqueada por dos candelabros, también de alabastro, esculpidos por Rafael Solanic.

El interior de la escalera está decorado con mosaicos de la bella ejecución, según diseño del P.Benet Martínez, monje de Montserrat. Las dos antesalas del trono de la Santa Imagen tienen pinturas de Josep Obiols.

Dos pares de puertas de plata repujada dan paso a la pequeña salita del trono -visible desde la nave central-, cuya cúpula y paredes éstas decoradas con mosaicos dorados, según dibujo de Obiols, que representan la proclamación de Nuestra Señora de Montserrat como patrona de Cataluña y otras escenas marianas. Nueve lámparas trabajadas en plata, que representan las ocho diócesis catalanas y la Comunidad de Montserrat rodean el camarín.

Y unos relieves de Joaquim Ros, que representan la Natividad y la Visitación de María, se sitúan al lado del trono. Encima de la Imagen, hay una reproducción de la corona, el cetro y el lirio que el pueblo catalán ofreció a la Virgen en 1881 (las piezas auténticas están en el Museo).

La parte posterior de esta sala da al Camarín circular, edificado entre 1876 y 1884 por Villar i Carmona, en un estilo premodernista que utiliza elementos góticos y románicos; en la dirección de las obras intervino en buena parte el famoso arquitecto Gaudí.

La bóveda está decorada con unos frescos de Joan Llimona, que representan a los peregrinos de Montserrat acogidos por Santa María.

La salida del Camarín se hace por el Camino del Ave María, donde los peregrinos depositan las lamparillas que ofrecen a la Virgen en acción de gracias o como prolongación de la plegaria que han hecho en el Santuario.

La Sacristía Nueva

La Sacristia Nueva fue construida por el arquitecto Francesc Folguera y consta de un vestíbulo, una sala espaciosa con armarios y un pequeño ábside.

En el vestíbulo, se hallan un sarcófago y la estatua, un bronce de Joaquim Ros, del Venerable Fra Josep de san Benet, un monje fallecido en 1723 con fama de santo.

Toda la bóveda está decorada, en un idealismo concreto, por Josep Obiols con alegorías bíblicas de la Eucaristía y representaciones de Navidad, Pascua y Pentecostés. Los armarios de caoba de los muros laterales tienen unos plafones de marquetería -diseñados también por Josep Obiols- que representan santos y personajes vinculados a Montserrat.

Todo el conjunto es de una gran belleza y de formas muy equilibradas.

La Cripta

Una pequeña escalera descendente, situada en la parte derecha del Prebisterio, al lado de la del Camarín, lleva a la Cripta, sobria y armoniosa, inagurada en 1951. El espacio arquitectónico, en bóveda de cañón, fue construido como lugar de sepultura del abad Antoni M. Marcet y de los monjes que dieron la vida por Cristo en la guerra civil 1936-1939.

Los sepulcros están colocados en dos arcosolios abiertos en el muro; cada uno tiene grabados en una lápida de mármol de Carrara, los datos de los restos que contiene.

Hay una lápida en la parte del fondo en conmemoración de los monjes cuyos restos no pudieron ser recuperados. El cuerpo del Abad Marcet reposa en un sarcófago, en el centro de la cámara, detrás del altar, esculpido por Joan Rebull.

En las paredes laterales están también, con sus lápidas, los sepulcros del cardenal Anselm M. Albareda, de los abades Gregori Sunyol, Aureli M.

Escarrñe, Gabriel M. Brasó y Pere Celestí Gusi todos ellos monjes de Montserrat, del P. Bernanrdo López, que fue abad del Monasterio de Nuestra Señora de Montserrat de Manila y del obispo Antoni Urbss, de Letonia, junto con su secretario, que murieron exiliados en el Monasterio.

El santuario de Nuestra Señora de Montserrat tiene su origen histórico en la ermita de Santa Maria que el conde Wifredo el Velloso donó al monasterio de Ripoll en el año 888.

En 1025, Oliba, abad de Ripoll y obispo de Vic, fundó un nuevo monasterio en la ermita de Santa María de Montserrat. En poco tiempo, el pequeño cenobio recibió peregrinos y visitantes, que contribuyeron a dar a conocer entre la gente las narraciones de los milagros y prodigios que obró la Virgen.

En 1409, el monasterio de Montserrat se convertía en abadía independiente. Entre los años 1493 y 1835, época de profundas reformas, de crecimiento y esplendor, Montserrat formó parte de la Congregación de Valladolid.

Durante los siglos XVII y XVIII, el monasterio de Montserrat se convierte en un centro cultural de primer orden. De la escuela de música de Montserrat surgen importantes compositores.

La guerra napoleónica (1808-1811) y la desamortización de 1835 trajeron la destrucción y el abandono. Pero en 1844 se inició la restauración de la vida monástica y en 1881, en las Fiestas de la Coronación de la Imagen de la Virgen, el Papa León XIII la proclamó Patrona de Cataluña.

La Guerra Civil española (1936-1939) significó que nuevamente se tuviera que abandonar el monasterio. Sin embargo, el Gobierno de Cataluña preservó Montserrat del saqueo y de la destrucción.

En la actualidad, Montserrat se moderniza para seguir atendiendo a los peregrinos mil años después de su fundación.

Visited 147 times, 1 Visit today